jueves, 7 de mayo de 2009

Dulces incidencias

Photobucket

Todos corremos detrás de algo siempre, respondiendo a la cantidad de deseos incautos del diminuto motor acorazado.



Corremos detrás de las estrellas, queremos ser como ellas, y aunque fugases: eternas.
Detrás de los sueños inmortales también corremos, desafiando gravedades volvemos al inicio, al despertar de la conciencia.


Yo no tengo ganas de correr. He corrido mucho durante el transcurso de esta vida y de las otras. Me gustaría mas descansar bajo la sombra de mi propio pensamiento, en la efímera dimensión del tiempo. Y no esperarlo con ganas.


Algunas veces, solo prefiero el silencio.

1 comentario:

.: Saraswati :. dijo...

oh!
Esto esta delicioso!:..
Me encanto:..
Yo tampoco quiero correr mas...
Como tu, prefiero descansar a la sombra de mis pensamientos... mmm
que bello te quedo eso!!:..
:)